Portátiles | Noticias | 20 AGO 2016

Claves para reparar una versión de Windows 10 dañada o corrupta

Puede ocurrir, lo que supone un contratiempo. Sobre todo, si se trata de un usuario móvil y se encuentra fuera de la oficina. ¿Qué hacer si la versión instalada en el portátil se encuentra dañada o está corrupta? A continuación, desvelamos algunas claves para solucionar esta contingencia.
HP EliteBook con Windows 10

Es una de las principales quejas de los usuarios de Windows 10, que el sistema se suele corromper. Una corrupción que se manifiesta de muy distintas maneras: desde errores en los controladores hasta la temida pantalla de la muerte -cuando se pone en color azul o negro-. Si el usuario está en la oficina puede echar mano de los miembros del departamento de TI para solucionar, pero ¿y si se encuentra fuera de ella?

Windows 10 dispone de herramientas gratuitas instaladas por defecto tales como Comprobador de Archivos de Sistema (SFC), Administración y Mantenimiento de Imágenes de Implementación (DISM) y Solucionador de Problemas y Restaurar Sistemas para subsanar esa incidencia. Se trata de herramientas que ofrecen soluciones rápidas y sencillas para reparar algunos de los problemas de daños más comunes de Windows 10.

La primera se ejecuta desde la línea de comandos. Una vez se ejecute el programa, inspecciona el sistema operativo para detectar signos de daños. Si los encuentra, los repara automáticamente. Y lo mejor, usarlo en Modo Seguro. ¿Cómo se utiliza? Basta con abrir el 'Símbolo de sistema' presionando las teclas Win + R y escribiendo CMD en el cuadro de búsqueda, o bien buscando 'Símbolo del sistema' en el cuadro de búsqueda de Windows 10 y haciendo clic con el botón derecho del ratón en el resultado para ejecutar como administrador. Una vez reiniciado el sistema, basta con escribir sfc / scanow y pulsar enter.

Mediante la Administración y Mantenimiento de Imágenes de Implementación se puede acceder a un gran número de opciones de líneas de comandos. Esta opción interactúa con imágenes del sistema de Windows y permite analizar, reparar y limpiar archivos WIM problemáticos. Una vez reparados, el usuario puede ejecutar el comando SFC.EXE -si falló en el primer momento-, por lo que DISM ofrece otra manera más fácil de método de reparación.

Finalmente, Solucionadores de problemas de Windows es otra alternativa disponible para el usuario. Basta con pulsar la tecla de Windows + Q y escribir 'Solución de Problemas' para seleccionar el resultado adecuado. Una vez realizada esta operación aparece la ventana ‘Solución de problemas’ para escoger la opción que quiera reparar el usuario.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información