Portátiles | Noticias | 05 SEP 2016

Llega la no-oficina

Los tiempos cambian y también lo hacen la manera de trabajar, el entorno... Sobre todo, este último. Hasta el punto que diversos estudios y especialistas auguran un futuro en el que la menor parte del trabajo se desarrollará dentro de las cuatro paredes de la oficina. Es la era de la no-oficina.
Movilidad HP portatiles usuarios

Llega la era de la no oficina, una era marcada por un cambio en la manera de trabajar y que se amolda a las características de los usuarios móviles, habituados a trabajar de un lado para otro allá donde les lleve su jornada laboral. Lo que es resultado de un cambio de mentalidad, de la manera de ver y entender el trabajo.

Así lo destaca el estudio Technology Landscape 2020 elaborado por la compañía Citrix, cuya principal conclusión es que para los próximos años se estima que los empleados trabajarán apenas el 20% de su tiempo laboral en la oficina; el 80% restante lo harán en cualquier lugar, ya sea oficinas de sus clientes, su propia casa, espacios públicos o hasta en el transporte público.

Circunstancias, cambios y situaciones que dan lugar a un nuevo concepto de trabajo: la no-oficina; que es el resultado de la incorporación de las tecnologías de movilidad empresarial tales como virtualización de puestos de trabajo, uso de dispositivos móviles especialmente preparados y concebidos para ello -portátiles, tabletas, etcétera- y aplicaciones diseñadas para realizar el trabajo desde dichos dispositivos sin importar el cuándo, el cómo ni el dónde. Porque el usuario ya accede a toda la información, datos e incluso aplicaciones con los que trabaja donde se encuentre, en cualquiera de los lugares mencionados unas líneas más arriba. En definitiva, un panorama que arrincona a la oficina, que queda reservada para reuniones importantes -las denominadas reuniones corporativas- o para reunir a todos los trabajadores en un determinado momento, bien para discutir un proyecto, analizar una propuesta, etcétera.

Un panorama que cuenta también con sus pros y contras. Por un lado, se aumenta la productividad del usuario móvil, que trabaja donde quiere o le coge el día sin que nada le importe, pero también da lugar a contraindicaciones como es el caso de la seguridad -el acceso a la información debe estar perfectamente regulado- o a la aparición de horas inactivas si el equipo con el que trabaja no está preparado para dar respuesta a sus necesidades.

En manos de la empresa está definir los parámetros con los que trabajarán sus empleados en este nuevo entorno que ya está entre nosotros. De ella depende que sea un éxito o un fracaso.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información