Portátiles | Noticias | 15 MAR 2016

Transformación digital: un mundo de beneficios para la empresa

BYOD fue la primera advertencia de que algo comenzaba a moverse en las empresas. A lo que, de manera paralela, se unieron tendencias como el teletrabajo o la flexibilidad laboral. Un cóctel perfecto que advierte a la empresa de lo que está por venir: su transformación digital.
transformación digital

Necesaria y beneficiosa. Así es la transformación digital para la empresa. Y a ello ayudarán tecnologías que ahora están a su alcance y que le permitirán competir más y mejor en su mercado. Por el bien de la empresa, claro está. Porque la transformación digital hará que sea más móvil, que goce de la infraestructura necesaria para atender a cualquier cliente o aspecto relacionado con su negocio en todo momento y lugar.

Ahora, ¿por qué ha de dar el paso la empresa, y cuanto antes? Porque ya existen tecnologías que la están obligando a hacerlo. La extensión de BYOD como tendencia cada vez más asentada, pero también la progresiva implantación de la movilidad empresarial en todas sus facetas, y la cada vez más demandada flexibilidad laboral por parte de los trabajadores, son factores que empujan a la empresa a dar ese necesario paso para transformarse digitalmente.

Pero hay más: y es que nunca, hasta la fecha, hubo tanta tecnología que administrar ni tampoco tantas maneras distintas de administrarla o, incluso, complicaciones a la hora de usarla. Factores más que suficientes para determinar la necesidad de emprender un viaje en el que la tecnología tiene mucho que decir. Y que reportará muchos y buenos beneficios a la empresa.

¿Cuáles? Para empezar, una empresa digital está diseñada para cubrir las expectativas de sus clientes y faculta a los empleados con servicios digitales. Y lo más importante: sin comprometer la seguridad de los datos ni aumentar con ello el presupuesto de TI. Cada función parte de un proceso, y cada paso de ese proceso, sea el que sea, estará automatizado. Sin olvidar que todo lo que todas las funciones, una vez digitalizadas, se pueden medir y optimizar.

Y un argumento definitivo: el mercado no se detiene, se digitaliza por momentos. Y las empresas que queden al margen de él o no se adapten a su nueva manera de trabajar tendrán muy difícil seguir compitiendo en él. Por no decir algo peor.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información