Tabletas | Noticias | 22 ABR 2016

Claves para medir la transformación digital de la empresa

Mucho se habla de lo necesaria que es la transformación digital para las empresas, de lo mucho que se pueden beneficiar gracias a ella. Pero, ¿cómo se mide ese proceso? ¿Qué herramientas hacen falta para conocer el nivel de madurez digital de una empresa?
transformación digital

Para las empresas, la transformación digital empieza a ser tan importante como lo es el comer para cualquiera de nosotros. A pesar de ello y del conocimiento de dicha necesidad, a las empresas les cuesta dar el paso, lo posponen, o bien ni siquiera se lo plantean por las razones que sean. Por eso es necesario tener en cuenta una serie de variables que les ayudarán a plantearse la necesidad y a afrontar el reto de la mejor manera posible para sus intereses.

De ahí que la transformación digital parta de una serie de claves que toda empresa debe conocer, y que medirán su madurez a la hora de afrontar el reto. Una de ellas es la innovación, que indicará hasta dónde es capaz de usar la tecnología para sus intereses, o bien la capacidad de afrontar nuevos retos y de asumir riesgos hasta conseguir sus objetivos. Innovación que camina en paralelo con otra clave, la metodología, que es una variable que tiene en cuenta condicionantes tan diversos como pueden ser la organización de la empresa, sus ciclos de trabajo, los roles que existen y la manera de afrontar cada proyecto.

Claro que todo lo anterior no tiene sentido si no se tienen en cuenta dos claves esenciales, y ambas unidas: la cultura y la tecnología. Por cultura hay que entender el conocimiento de la tecnología que posee una empresa y de qué manera la usa, pero también otras vertientes que hablan de su capacidad para captar talento, dónde y cómo se desarrolla el trabajo, si ofrece oportunidades de crecimiento a sus trabajadores… Mientras, en lo que respecta a la tecnología, es preciso saber qué tecnología usa y cómo lo hace, cómo está cambiando su manera de competir en el mercado gracias a ella, etc.

Y, por último, una clave que no se puede dejar de lado: el cliente y de cómo se enfoque hacia él la empresa. Según cómo lo perciba y el tratamiento que le dé verá qué partido puede sacar de la tecnología y hasta qué punto necesita poner en marcha su transformación digital.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información