Tabletas | Noticias | 29 FEB 2016

Movilidad empresarial: sí, pero siempre protegiendo la información

La movilidad empresarial está proporcionando nuevas vías a las empresas para expandir sus negocios y mejorar la manera de relacionarse con los clientes. Dispositivos, soluciones... Todo un futuro por delante que puede romperse en pedazos si no se tiene en cuenta la protección de la información.
HP movilidad tablet

La movilidad empresarial ha pasado a ser una estrategia fundamental para muchas empresas. Ya sea de manera clara o a través de iniciativas BYOD puestas en marcha con la colaboración de sus empleados, su incidencia se traduce de una manera positiva en la marcha del negocio: crece la productividad, mejora la conciliación de la vida laboral y profesional de los trabajadores, se refuerza la relación con los clientes, se reduce al mínimo el tiempo de respuesta a aquéllos y a los proveedores… Muchos beneficios como para poner en peligro esa estrategia que es la movilidad empresarial.

Y lo puede estar.

Basta con no prestar atención a un elemento clave que muchas empresas desatienden o no consideran esencial cuando sí lo es: la información. Porque la información que manejan las empresas ha pasado a ser clave en muchos negocios. Datos que valen mucho dinero y que son, valga la redundancia, la clave del éxito de una empresa. E información que se maneja desde todos sus ámbitos y departamentos, que se comparte y a la que se accede desde distintos dispositivos, cuando así lo requieran los empleados, sin importar el cómo ni el dónde. Y ahí es cuando se abre la puerta a poner en peligro la información de la empresa. Por eso esta importante, por no decir vital, protegerla.

Y la solución radica en que cada empresa establezca un enfoque adecuado de seguridad que proteja el negocio a medida que su información es utilizada en más lugares, y a la que se accede desde redes poco o nada seguras, con el consiguiente peligro de robo, daño o pérdida de la información. Políticas de seguridad que deben tener en cuenta todos los dispositivos con los que los usuarios de la empresa trabajan. Y que, además, han de respetar las normativas vigentes en cada momento, así como las de la empresa: desde el control de acceso basado en políticas y clasificación hasta el almacenamiento de datos en un lugar seguro. Una política de seguridad, en definitiva, que se pueda aplicar a cualquier dispositivo y caso de uso.

Porque la movilidad ya es una estrategia fundamental para muchas empresas. Pero no menos importante es cuidar y proteger su información.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información