Tabletas | Noticias | 10 SEP 2015

¿Tableta u ordenador? Claves para elegir según la necesidad

¿Muslo o pechuga? ¿Bic naranja o Bic cristal? Eternos dilemas que se resuelven según la necesidad de cada uno. Lo mismo ocurre con la dicotomía entre tableta y portátil. ¿Cuál elegir para trabajar? Ofrecemos algunas claves para facilitar la decisión.

El trabajador móvil requiere un equipo que le permita cumplir con su actividad diaria de manera rápida, sencilla y con eficacia. Esa ahí donde surge la cuestión planteada en este artículo acerca de qué dispositivo escoger a la hora de trabajar según la actividad y el lugar donde se encuentre el trabajador. Dos son las elecciones: la tableta y el ordenador, y dependiendo de las características de cada uno así podrá elegir cuál se adapta más a sus necesidades.

1. Tableta.

¿Por qué escoger una tableta como dispositivo para trabajar?

  • Primero, por la movilidad que ofrece gracias a su reducido tamaño. Si bien los ultraportátiles podrían competir con ella en este parámetro, sus ventajas son incuestionables: se puede transportar a cualquier lugar y usarla en cualquier momento.
  • Autonomía: al consumir menos batería, su autonomía es mucho mayor, incluso hasta un día entero de uso frente al portátil, cuya duración es bastante inferior.
  • Rápido encendido y apagado.
  • Precio: salvo excepciones, son más asequibles que un ordenador portátil.
  • Pantalla táctil: aunque ya existen portátiles que también ofrecen esta posibilidad, la tableta ofrece esta funcionalidad que hace innecesario, en la mayoría de ocasiones, el uso del ratón.

     2. Portátil.

Un portátil ofrece las siguientes características:

  • Rendimiento: su mayor tamaño se traduce en un óptimo rendimiento al incorporar más y mejores componentes para realizar infinidad de tareas.·
  • Pantalla: mucho mayor que la de cualquier tableta.
  • Memoria: su capacidad supera con creces a la de la mejor tableta del mercado gracias, entre otras cosas, a la inclusión de un disco duro, que suele ser de gran capacidad.
  • Internet: ciertas páginas web no son completamente visibles en las tabletas, cosa que no sucede con un portátil, que permite el acceso a cualquier web.
  • Programas: si bien es cierto que las tabletas ofrecen numerosas aplicaciones, los programas con los que funcionan los ordenadores son más potentes y funcionales.

Ahora todo depende de la necesidad de cada uno. Dos dispositivos pensados para solventar cualquier tarea en cualquier momento.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información