Tabletas | Noticias | 01 JUN 2016

WhatsApp Vs Telegram: ¿son seguras para el usuario móvil?

Son dos de las aplicaciones más utilizadas por los usuarios móviles a la hora de comunicarse con sus compañeros de trabajo. Rápidas e instantáneas, incluso ya permiten el intercambio de archivos, lo que las convierte en excelentes herramientas de producción. Pero, ¿son seguras a la hora de trabajar?
WhatsApp

Tanto WhatsApp como Telegram han cambiado la manera de comunicarse de muchas personas, incluidos los usuarios móviles, que recurren a ellas para intercambiar información con la empresa o con sus compañeros de manera rápida e instantánea. Y lo hacen gracias a estas características, pero también por la seguridad que ofrecen. La encriptación end-to-end o Perfect Forward Secrecy (PFS) hace de ellas la elección perfecta para intercambiar información en cuestión de segundos. Pero…

A pesar de las implementaciones de características de seguridad que soportan, y como todo en la vida, tampoco aseguran la plena seguridad. Y gracias a BYOD, ambas herramientas ya se han hecho habituales en el día a día de muchos usuarios móviles. Y esto es así porque, si bien ambas aplicaciones corren bajo pocos sistemas operativos, los fabricantes de telefonía modifican las extensiones y características del sistema base de dichas herramientas, de ahí que sea muy difícil eliminar el riesgo que supone el uso tanto de WhatsApp como de Telegram a la hora de intercambiar archivos, datos e información.

A la hora de elegir entre una de las dos, Telegram ofrece la máxima seguridad basada en un protocolo único denominado MTProto, que permite combinar una gran velocidad de entrega con cifrado de alta seguridad. Incluso los usuarios que deseen máxima seguridad también pueden acceder a chats secretos que cuentan con cifrado de extremo a extremo y donde sólo los dos teléfonos que participan en la conversación conocen la clave. Asimismo, estas charlas secretas no se almacenan en ningún servidor del proveedor y hasta permiten establecer un temporizador de autodestrucción que eliminará los mensajes de los dos dispositivos una vez leídos. En el debe, que al tratarse de una API abierta cualquiera puede acceder a su código fuente.

Por su parte, WhatsApp también ofrece un servicio de cifrado de extremo a extremo, y desde la adquisición por parte de Facebook los esfuerzos por reforzar la seguridad son constantes, pero tampoco ofrece la máxima seguridad que puedan requerir los usuarios móviles.

Serán ellos, en definitiva, quienes establezcan cuándo y qué datos transmitirán a través de dichas aplicaciones, así como la frecuencia en que lo hagan. Lo que está en juego es la inmediatez de su información, pero también su seguridad.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información