Ultrabooks | Noticias | 16 SEP 2015

La movilidad, clave en el Día Mundial del Teletrabajo

Hoy se celebra el Día Mundial del Teletrabajo, una jornada que sirve para concienciarnos de los valores de esta tendencia cada vez más asentada en empresas de otros países, pero que en España aún no va más allá del 27% de las que componen nuestro tejido empresarial. Y eso a pesar de conocer sus beneficios, interesantes tanto para la empresa como para sus trabajadores.

El Día Mundial del Teletrabajo viene a conmemorar una práctica cada vez más asentada y reconocida en empresas de todos los países del mundo. En España, a pesar de su incremento y presencia en aumento dentro de las empresas, sólo es contemplado por el 27% de aquéllas. Y eso a pesar de sus beneficios. Sin ir más lejos, una de cada cinco personas tarda más de media hora en llegar a su puesto de trabajo; pérdida de tiempo que se remediaría con el teletrabajo.

Teletrabajo y la consiguiente movilidad, que permite a los trabajadores realizar su jornada sin importar el lugar ni el cómo y desde cualquier dispositivo, ofrecen una serie de beneficios a las empresas que implantan estas tendencias en sus estructuras diarias de trabajo. Como los siguientes:

· Incremento de la productividad. Hasta en un 19%, según datos del IESE Business School, a lo que hay que unir, según este centro de estudio, la reducción del absentismo laboral hasta en un 30%.

· Reducción del gasto de trasporte. La VII Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo 2011 establecía que 1 de cada 5 trabajadores empleaba más de media hora en acudir a su centro de trabajo. Tiempo que, gracias a la movilidad y a teletrabajo, podría aprovecharse para trabajar o reforzar la conciliación entre la vida laboral y personal.

· Incremento de la flexibilidad: el uso de equipos adecuados para mantener reuniones en línea y con excelente calidad de audio y vídeo, como los portátiles, ultraportátiles y tabletas de HP, así como la mejora de las telecomunicaciones ofrecen a la empresa un escenario en el que aprovechar mejor sus recursos humanos, reducir costes derivados del transporte, de viajes para mantener reuniones, o simplemente de alquiler de oficinas, pues con el teletrabajo no es necesario disponer de grandes instalaciones para acoger a los trabajadores cuando se trabaja desde casa. Un lugar para mantener encuentros puntuales o para desarrollar las reuniones derivadas del día a día puede ser más que suficiente, con el ahorro que eso conlleva.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información